lunes, 13 de agosto de 2012

¿Y el corazón y el sexo están relacionados?




Existe la tendencia a pensar que se pueden disociar el sexo del amor, pero desde el punto de vista energético eso es imposible de hacer. Existe un canal de energía que comunica el chakra sexual con el chakra del corazón. Se dice que ese canal tiene una forma diferente de funcionamiento según la persona sea hombre o mujer.

Si es un hombre, el canal se abre por el chakra sexual. Es decir que cuando los hombres son estimulados sexualmente el chakra del corazón se abre. Este chakra durará abierto el tiempo que dure la conexión sexual a menos que haya otras condiciones que permitan que el chakra se mantenga abierto.

Si es un hombre de temperamento sentimental...si está enamorado de la persona...si ha trabajado su lado femenino y no le da miedo la vulnerabilidad...si ocurre alguna de estas condiciones o quizás todas, cuando el estímulo del chakra sexual abra el corazón éste se mantendrá abierto mientras el hombre sienta que puede confiar y el placer sexual esté presente.

La sexualidad es fundamental para que el hombre mantenga su corazón abierto.

Eso puede sonar muy controversial para nosotras las mujeres, porque tendemos a juzgar, criticar y despreciar a los hombres por su intensidad y frecuencia sexual, sin embargo, de acuerdo a su diseño energético, los hombres necesitan el sexo para mantener el corazón abierto.

Nosotras mujeres si queremos mantener viva la llama del amor del hombre hacia nosotras no debemos despreciar la importancia que tiene la sexualidad en ello.

En el caso de la mujer, el chakra sexual se abre a través del chakra del corazón. 

Para que una mujer pueda abrir su sexualidad necesita sentirse amada, necesita haber escuchado palabras de amor que sean creíbles, que le inspiren confianza, y así y solo así puede abrir totalmente su sexualidad y dar y recibir placer con plenitud.

Aquello que los hombres desprecian de las mujeres que es su emocionalidad, su sentimentalismo y su vulnerabilidad es la clave para que puedan vivir el placer sexual y la entrega con totalidad.

La sexualidad de la mujer puede ser tan simple como abrir las piernas y tener un rico orgasmo, como puede ser una experiencia mística de expansión y conexión profunda emocional y espiritual.
La sexualidad de un hombre puede ser tan simple como un "rapidito" en el ascensor, o tan profunda que le permita descubrir a Dios en los brazos de su amada.

Todo va a depender del tamaño del canal de energía que se abra entre el chakra sexual y el chakra del corazón.

Mientras más abierto esté el corazón en confianza, entrega, sin miedo y con absoluta fe, mayor será la apertura de la sexualidad y mayor será la posibilidad de experimentar la espiritualidad a través del sexo.

La recomendación es:

Hombres...permítanse abrir el corazón, ser vulnerables y entregarse a lo que sienten. Aprendan la importancia que tienen las palabras de amor genuinas para la mujer.

Mujeres...permítanse una conexión sana y plena con la sexualidad, entréguense al placer con el corazón abierto. Aprendan la importancia que el sexo tiene para los hombres.

Honrémonos unos a otros para poder descubrir todo el potencial espiritual que tiene la sexualidad.

1 comentario:

Erotizalia dijo...

En mi opinión el sexo y el corazón están totalmente diferenciados